¿Justicia o caridad?

junio 11, 2006 en 11:17 pm | Publicado en Su opinión y comentarios | Deja un comentario

pobre.jpg

    Esta es una pregunta que varias veces vino a mi cabeza. Cuando me iba de trabajos pensaba que realizaba un gran acto de caridad hacia esas personas en lo material más desvalidas.
    Claro creia que llevaba la ayuda que tan sólo nosotros podiamos dar, en estos trabajos, de verano o invierno.
    Pasa que pecamos de creer que somos la solución a todos los problemas de estas personas, creyendo que por recorrer kilometros y kilometros hacemos más caridad. Esto no es tan así. Aquí nace mi segunda reflexión, ¿qué espera la gente de nosotros? la verdad, no lo sé, pero me pongo por un segundo en su lugar. Ver llegar a cientos de santiaguinos a invadir sus casas por sólo creernos que les llevamos las soluciones a sus vidas, meternos rapidamente en sus casas, en lo más íntimo y comenzar a tutear a estar personas que por ser más humilde nos miran con un respeto inmenso. Creo que la humildad debe partir por nosotros, primero por buscar objetivos claros y plantearnos metas concretas a la hora de sumarnos a estas iniciativas. No puede ser posible que lo que más se recuerde de trabajos sea "lo choro de los paisajes", "lo entrete de la escuela" y demás frases ya por muchos escuchadas. Algo se debe dejar, algo se debe transmitir, pero claro, teniendo eso como un objetivo, no puede pasar como turismo social, o vacaciones subsidiadas para conocer nuevos lugares de Chile. Cientos de fotos, todo nuestro mundo metido en esos pocos metros cuadrados en estas apartadas regiones para qué? Vivir en comunidad implica que el otro si me importa y si lo necesito para convivir, llevarnos una gran mochila con todas nuestras cosas y todos los problemas resueltos es cerrarse más aún en nuestra misma esfera de siempre, claro, ahora no en Santiago, si no en Tocopilla o Lautaro.
    De que sirve creer que nos acercamos a la gente y hacerles creer que nos importan si nada de lo que viven lo reflexionamos, si trabajamos sin comunicarnos y volvemos a nuestras escuelas o comunidades donde dejamos nuestro "Santiago" esperandonos.
    Irnos libres, sin cargas, sólo con lo necesario nos lleva a vivir en comunidad, a necesitar del otro, obligadamente a convivir con los demás, saber que si necesito la ayuda de esta mismas personas, y que claro, cuando ellas nos ayudan no hacen caridad.
    El turismo social a proliferado, todo se escuda tras la palabra "trabajos" todo cae ahí, pero aún no escucho comentarios que no sean que choro los lugares y buenas los carretes, o la fiesta formal (todos preprados) o los millares de fotos que podrian ser perfectamente de un carrete en Santiago, pero claro algo más cochinos o repitiendo la misma ropa. Suena muy amargado, pero lamentablemente es así y poco se complementa con un verdadero sentimiento de justicia social.
    La justicia social que a nosotros nos corresponde dar, no hacernos ajenos al sufrimiento y hacer trabajo social, involucrado, no sufriendo con lo que nos cuentan, si no que sufrir con ellos y no llevarles un rato de alegria si que hacer un país felíz.
    No son limosnas ni caridad, es justicia, es devolver a los otros lo que nosotros obtenemos  de ellos.

    Es justicia por entregarles lo que realmente les corresponde por su dignidad y no tienen.

Anuncios

Dejar un comentario »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: